¡Llega la primavera para la “alegría” de algunos y la "desgracia" de los alérgicos!

General

La primavera está en el aire, como también están en el aire miles de diminutos pólenes que desencadenan síntomas de alergia en millones de personas. Muchos hemos disfrutado este mes de marzo como un mes que ha batido récords de calor, pero para muchos otros la llegada de la primavera y las temperaturas suaves se traducen como la llegada de las alergias.

Para la mayoría de las personas esto es algo inofensivo, pero si somos alérgicos y el polen aterriza en alguna membrana de nuestras fosas nasales se producirá una respuesta inmunológica exagerada y... ¡Dará comienzo la fiesta! Desde ese momento, y si no hacemos nada para evitarlo, la histamina recorrerá nuestras venas y el picor de ojos, la congestión o el lagrimeo, nos acompañarán a lo largo de esta primavera pudiendo alargarse incluso para muchos hasta verano.

En nuestra segunda primavera en pandemia, los más optimistas han llegado a pensar que tras el avance en los filtros de las mascarillas FFP2, podríamos incluso llegar a librarnos de las alergias y ácaros este año, pero nada más lejos de la realidad. Pero como bien dice el refrán “mal de muchos consuelo de tontos”, incluso en los hogares de personas que apenas salen a pasear o hacer la compra, el polen es capaz de colarse por puertas, ventanas y hasta por alguna otra rendija insospechada.

¿Pero qué podemos hacer para protegernos de la alergia dentro y fuera de casa?

No te preocupes, en ASSAP Seguros te damos los 9 consejos más recomendados para aliviar las alergias en primavera:
 

1. VENTILAR

Mucha gente suele preguntarse si es conveniente ventilar durante esta estación del año dado que eso daría la posibilidad de entrada de los alérgenos en casa.

Y la respuesta es sí: la ventilación debe hacerse al menos durante diez minutos cada día. Lo único recomendable es evitar ventilar durante la primera y última hora del día cuando la concentración de polen es mayor, pero si hacerlo durante más tiempo durante los días lluviosos. ¡Pero cuidado! Mientras duermes, las ventanas deben estar cerradas.
 

2. SECAR LA ROPA EN LA SECADORA O DENTRO DE CASA

Aunque el típico tendedero plegable en mitad del salón puede a llegar a ser muy engorroso además de no ser lo más estético o incluso en el supósito que tengamos una secadora en casa a pesar del consumo de energía que esta representa, secar la ropa dentro de casa reduce de forma muy efectiva los niveles de polen en nuestra ropa.
 

3. ¡ADIÓS A LAS CORTINAS GRUESAS!

Las cortinas gruesas suelen acumular más polvo que las de telas finas o lavables. En caso de que sean gruesas, es recomendable que estas sean fáciles de desmontar y así lavarlas con más frecuencia.
 

4. ¡ADIÓS SOUVENIRS!

También aconsejamos el limitar los souvenirs y figuras decorativas atrapa polvo que puedas tener sobre los muebles o incluso algo muy típico en tu mesilla de noche. A menudo en casa de una persona con alergias, menos es más.
 

5. ALMOHADAS VISCOELÁSTICAS Y EDREDONES SINTÉTICOS.

El tejido viscoelástico o similar es aconsejable frente a la fibra vegetal. En referencia a los edredones es recomendable evitar la lana o ciertos tipos de plumas, por mucho que estos aporten un toque de glamour a tu dormitorio.
 

6. ASPIRADORA CON FILTROS

Limpiar como mínimo una vez por semana el suelo, las alfombras y los muebles. Además es recomendable aspirar los sofás y colchones de preferencia con aspiradores capacitados de filtros de agua o HEPA.
 

7. LAVARSE EL CABELLO POR LA NOCHE

Un consejo que provoca controversia entre las múltiples opiniones dado que no es aconsejable dormir con la raíz mojada de nuestro cabello, en este caso es aconsejable lavarse el cabello por la noche y así reducir la cantidad de polen que queda atrapado en nuestro cuero cabelludo durante el día. También es aconsejable que una vez fuera de la ducha que se absorba el agua sobrante con la ayuda de una toalla de microfibra. Y dado que muy a menudo las temperaturas empiezan a ser altas en estas épocas puedes dejar secar el resto del cabello al aire libre, pero si no siempre puedes usar el secador.
 

8. HIDRATARSE LA NARIZ

Es importante lavarse la nariz por la mañana y por la noche con un spray de agua de mar o un suero fisiológico, esto ayudará a prevenir o incluso a calmar la irritación ocasionada.
 

9. EVITA LAS SALIDAS INNECESARIAS

No es recomendable salir a la calle en los días de más polinización. Es recomendable permanecer dentro de nuestro hogar en los días en los que haya mucho viento, ya que este remueve el polen. Si se hace deporte, lo más aconsejable es realizarlo en lugares cerrados. Es importante, en cualquier caso, que las personas con alergias en primavera evitan las salidas al campo o a la montaña.

Cada alergia es diferente y cada uno de nosotros lidia con ellas de maneras distintas. Identifica las causas y pon en práctica nuestros consejos y verás que empezarás a sentirte mejor.